Boletín Salesiano 132. Junio/Julio 2007.

En febrero del 2008 el colegio Don Bosco de la Cuidad de Minga Guazú cumple 25 años de labor educativa, en estas páginas compartiremos algunas notas sobre el colegio para conocer la obra de Don Bosco en el Este del país.

Debido al rápido crecimiento poblacional, en el Este del país, en el año 1983 la Sociedad Salesiana dio apertura a otra Institución Educativa a la que se denominó “Colegio Salesiano Don Bosco”, ubicada en el kilómetro 16 Centro Urbano de la entonces floreciente Colonia Presidente Stroessner, hoy Minga Guazú, al servicio de la niñez y la juventud.

Los cuatro primeros años estuvo, en representación de la Dirección, el Padre Adolfo Moleón.

La población escolar crecía año tras año, lo que motivó la ampliación del local, y se sigue construyendo para mejorar el aspecto edilicio y la calidad de los servicios destinados a la población escolar y la comunidad en general.

Con la ayuda de la Itaipú Binacional, en el año 2004, se logró concretar la construcción del Laboratorio para Ciencias Naturales equipado con la ayuda del gobierno de España.

El colegio cuenta con un polideportivo donde se realizan encuentros deportivos, actos culturales, acontecimientos sociales que congregan a toda la comunidad. Los fines de semana se imparten catequesis y se ofrecen juegos variados a todos los niños, siempre bajo la mirada y dirección de un salesiano en el oratorio festivo.

El Colegio permanece abierto durante todas las vacaciones, con el funcionamiento del oratorio.

El Colegio Salesiano Don Bosco, Institución Privada Subvencionada, alberga en sus aulas a niños y jóvenes provenientes de familias de posición económica media.

Es una población que cuenta en la parte urbana con cerca de 10.000 habitantes. El Colegio Don Bosco es uno de los más solicitados por los padres de familia y también por los alumnos por ser un colegio Religioso. Además de las asignaturas asignadas por el Ministerio de Educación, se imparten clases de Enseñanza Religiosa y en la parte pastoral se acompaña al alumno en su formación religiosa a través de jornadas, retiros, misas, etc.

También por el costo de las mensualidades que se cobra a los alumnos, ya que es la más baja entre los colegios privados subvencionados de la zona, posibilita la inscripción de niños y jóvenes de escasos recursos económicos.

Honrados ciudadanos y buenos cristianos

Estadísticamente no se posee datos de seguimiento de los alumnos una vez terminados sus estudios secundarios, pero la mayoría de ellos ingresan en las universidades.

Muchos de ellos trabajan y estudian al mismo tiempo. Aquellos alumnos que cursaron el Bachillerato Técnico son los que con más facilidad se incorporan al campo laboral una vez concluido sus estudios secundarios.

El Colegio Salesiano “Don Bosco” pretende formar “Honrados ciudadanos y buenos cristianos”, protagonistas de su propia educación, capaces en convertirse en fuerza de cambio de la sociedad en que vive.

Favorece el desarrollo de personas libres, honestas, respetuosas y con vocación de servicio.